Por otros 100 años…

Este fin de semana tuve la suerte de acompañar a una gran persona en su 100 cumpleaños. A ver lo repito 100 años!!! Por favor no lo leas y pases por alto lo que puede representar haber vivido hasta 2015 y haber nacido en 1915. Que no, que pares, no sigas leyendo, toma conciencia y visualizarte con 100 años y dime si no da un «poquito» de miedo (o respeto).

100 años… puf. Personalmente me cuesta visualizarme en 2084. Y sobre todo me cuentas visualiza como podría cambiar el mundo y mi entorno en ese tiempo.

Esta persona seguro que nunca imaginó que llegaría a ver y vivir tantas cosas, ver como el paisaje, el mundo, las personas, las ropas, la forma de cocinar, lo que comemos, nuestra forma de pensar, nuestra forma de comunicarnos, y miles de aspectos más de la vida se van modificando.

Yo me he propuesto reflexionar un poco y tomar conciencia de cómo y qué sucede en 100 años. Estos serían los acontecimientos más importantes de su siglo de vida:

  • 1º Guerra Mundial (sería bebe)
  • Reinado de Alfonso XIII (sería bebe/pequeña)
  • Dictadura Primo de Rivera (era pequeña/adolescente)
  • 2º República (sobre los 16 años)
  • Guerra Civil Española (sobre los 24 años)
  • Dictadura de Francisco Franco (al finalizar la dictadura tendría 60 años!!!)
  • Intento de Golpe de Estado (sobre 66 años)
  • Democracia y alternancia de poderes hasta día de hoy (100 años)

Impacta, impacta haber vivido casi completamente en guerra y con dictadura casi la mayor parte de tu vida adulta. Hambre, miseria, frío, enfermedades, asesinatos, guerra… ¿Cómo toma conciencia uno de todo esto? ¿Cómo enfrentas cada parte de tu vida? ¿Cómo ves tu vida pasado todo este tiempo?

Pero no sólo fueron acontecimientos malos, también con el paso de los años y los avances, se descubrieron  vacunas para curar enfermedades que se llevaban a miles de personas. Se ha mejorado en transportes con coches (ya no tenemos que ir a pié o en carros de bacas o caballos), tren, avión, e incluso ahora con un coche que conduce sólo. Ahora las comunicaciones son instantáneas, antes las cartas tardaban semanas o meses en llegar. Cuando llegó el telégrafo fue un gran avance y ahora incluso puede hablar con sus nietas que están en otro país y verlas al mismo tiempo.

Lo bueno de vivir 100 años es poder observar como el mundo fluye, no se para, no es estático, continúa con o sin nosotros. La semilla que plantó en su «leira» (campo) hace 80 años ahora es un gran árbol donde cuelga un columpio que utilizan sus bisniet@s. Como, por desgracia, la gente sigue naciendo y muriendo. Como se ha tenido que despedir de hermanos, amigos, porque marchaban a buscarse la vida (la emigración gallega fue muy dura) y jamás los volvió a ver. Ver nacer a hij@s, niet@s e incluso bisnietos y tener la posibilidad de acompañarles en su crecimiento.

Y lo que realmente me sorprende no es haber conseguido llegar a los 100 años sino continuar con la cabeza (el cuerpo muchas veces no se comunica con la mente) muy despierta, adaptarse a los cambios y no rechazar todo lo «nuevo» que va apareciendo. Haber conseguido avanzar al mismo ritmo que lo hace el mundo. Esto es envidiable. Yo misma veo que otras personas, mucho más jóvenes, no se adaptan a los cambios e incluso los rechazan, se estancan en determinado punto de su vida y, aunque vayan cumpliendo años, no consiguen seguir el ritmo.

Me sorprende como se ve la vida desde los ojos de una persona que ha vivido 100 años.

Y tu, ¿eres capaz de visualizarte con 100 años?

Por otros 100 años… y muchos más.

P.D.: Os dejo dos vídeos donde, en 60 segundos, realizamos un viaje en la moda de estos 100 años.

https://youtu.be/nJuMynk4em8

Facebooktwitterlinkedin

Deja un comentario