Oviedo – Gijón – Cudillero – Tapia de Casariego (Asturias)

Como última parada en nuestro viaje nos quedaba visitar Oviedo y Gijón. En Oviedo nos quedamos dos días y nos alojamos en el Hotel Oca Santo Domingo Plaza. En este hotel ya nos habíamos alojado en otra ocasión y quedamos encantados, tanto por su situación como por su precio, así que en esta ocasión decidimos repetir. Es un hotel que está realmente bien, limpio y bien equipado y como os dijimos en una muy buena situación y cerca del casco antiguo de Oviedo.

El primer día decidimos ver por la mañana el casco antiguo. Comenzamos por su Catedral, continuamos visitando la Capilla de la Balesquida, Casa de los Llanes, el Palacio de la Rúa o Marqués de Santa Cruz, el Palacio barroco de Valdecarza y Heredia y por último la Iglesia de San Tirso. Caminando por sus calles nos dirigimos a la Plaza del Fontán, donde nos encontramos con un montón de restaurantes y sidrerías donde degustar platos tradicionales.

Por la tarde nos dirigimos al Monte Naranco donde lo primero que tenemos que destacar son las vistas que tenemos de la ciudad. En este lugar no os podéis perder la Iglesia de San Miguel de Lillo y Santa María del Naranco. Construcciones Prerrománicas que aunque han sufrido diversas destrucciones se han intentado conservar al máximo su estructura inicial.

Después de esta larga jornada decidimos darnos un buen homenaje y cenar en el Bulevar de la Sidra, en la Calle Gascona. Un buen chuletón y algunas botellas de sidra nos acompañaron en el final del día.

Al día siguiente nos dirigimos a Gijón. Primera parada la estructura de Gijón para después de sacar algunas fotos dirigirnos a los Jardines de la Reina. Continuamos nuestro paseo y nos desplazamos hasta la Cima Villa donde se encuentra la estructura de Elogio del Horizonte (del escultor Chillida). Esta estructura, a parte de ser impactante el lugar donde está emplazado, el Parque del Cerro de Santa Catalina, nos sorprendió el sonido que se forma cuando estás dentro de él. El sonido del mar y las olas es sobrecogedor. Después de disfrutar de este lugar nos dirigimos a la Iglesia de San Pedro, disfrutamos de este edificio y continuamos visitando la Plaza Arquitecto D. Omaña, y su Plaza Mayor. Disfrutamos de Gijón recorriendo sus antiguas calles y de su gastronomía. Nos marchamos de Gijón encantados y con ganas de volver.

Luego de ver Gijón regresamos a Oviedo para disfrutar de nuestra última noche en Asturias. No queríamos marcharnos sin probar su famoso cachopo así que nos dirigimos al restaurante Las Tablas del Campillín, el cual tienen el premio al mejor cachopo de Asturias 2016. Vale lo admitimos, no fue la mejor idea comernos un cachopo de cena, pero, aunque regresamos al hotel con algo de empacho, se lo perdonamos por lo rico que estaba, un restaurante muy acogedor, con decoración moderna y con el mejor cachopo de Asturias.

Al día siguiente, en el viaje de regreso a Galicia, queríamos parar en dos pueblecitos: Cudillero y Tapia de Casariego.

Cudillero no es otro de esos típicos pueblos marineros de Asturias, su peculiaridad es la forma en la que está construido el pueblo. Un anfiteatro de casas coloridas y escalonadas centradas hacia el mar Cantábrico. Sus acantilados son impresionantes. Que altura!!! Sus calles empedradas llenas de foráneos y forasteros que conviven en un pueblo lleno de vida.

Después de disfrutar de este pueblo marinero continuamos camino hacia Galicia y con nuestra última parada en mente, Tapia de Casariego. Este pueblecito es punto de encuentro de múltiples surfistas que disfrutan de sus playas y sus olas. Pudimos ver el atardecer y disfrutar de las vistas antes de regresar a nuestra querida Galicia.

Aquí damos por terminado este viaje por el norte de España. Espero que os haya gustado y nosotros esperamos poder regresar pronto a muchos de estos lugares.

Aquí os dejo el último vídeo de esta semana de viaje.

Larga vida, y VitaPerse.

Leer más

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Deja un comentario