MONASTERIO SAN MARTÍN PINARIO – SANTIAGO DE COMPOSTELA

El Monaterio de San Martín Pinario es uno de esos monumentos que, si visitas Santiago de Compostela ,no te puedes perder.

El Monasterio se encuentra entre la Plaza de la Azabachería (Plaza de la Inmaculada) y la Plaza de San Martín (plaza con el mismo nombre que la iglesia). Tanto por un lado como por el otro nos encontramos con unas escalinatas impresionantes. En la fachada de la iglesia por donde se accede es una muestra de ello ya que es ovalada.

Nosotros decidimos visitar el Monasterio con una visita guiada que por 4€ por persona (yendo en grupo) podíamos tener un guía privado que nos contara la historia de este monumento y de paso, visitar algunas estancias que están cerradas a la visita general del monasterio y la iglesia (la entrada general cuesta 3€). Os dejo el link de los horarios y tarifas.

Durante la visita, aparte de contarnos toda la historia sobre este monumento, nos contaron algunas curiosidades que muchas veces pasan desapercibidas. Como por ejemplo que algunos retablos tienen diseños paganos incrustados en ellos (como el sol o la luna). También pudimos ver el claustro (el cual está cerrado al resto de visitantes por estar en proceso de rehabilitación y conservación) pero pudimos ver lo majestuoso y “sencillo” que es.

También pudimos ver algunos gravados, la antigua imprenta con sus máquinas y teletipos. La verdad que con esto alucinamos un poco, gravados muy bien conservados, algunos cuños y sellos que nos contaban la historia de este monumento. Por último vimos la antigua botica y la capilla de las reliquias.

De la iglesia nos fascinó sus bóvedas, tan elevadas y con tantos detalles gravados en piedra y la luz que entra por su coloridas vidrieras. Pero es que no queda aquí la cosa, la Sillería del Coro y el órgano en dos partes es…una obra maestra, no hay palabras para definirlo.

Después del recorrido por la iglesia nos desplazamos a la zona del monasterio donde a día de hoy tenemos dos restaurantes, uno que es restaurante con menú y otro un poquito más caro pero que es a la carta. Nosotros nos decantamos por la zona del menú y la sensación al entrar en esta estancia fue muy “rara”. Os explico. Yo realicé mis estudios en un colegio concertado de monjas y el comedor del Monasterio era exactamente igual al comedor del colegio. Sus lámparas de forjado y con las luces imitando a velas, sus techos abovedados, incluso un pequeño atrio donde, sobre entendemos, que cuando comían los monjes, un monje les leería la biblia. Todo muy religioso, pero es lo lógico teniendo en cuenta que estamos visitando un Monasterio.

Después de comer nos dirigimos al jardín interior del monasterio. Este jardín interior está lleno de camelios, un pequeño laberinto de setos y una bonita fuente central. Un lugar muy bonito para tomarse un café en la terraza después de una buena comida.

Si tenéis la oportunidad no dudéis en visitar este lugar y disfrutar de su construcción.

Os dejamos el vídeo con la experiencia.

Larga vida y VitaPerse

A continuación os voy a dejar algunos detalles históricos del Monasterio, pero si tenéis mucho interés os dejo el link a la web oficial del Monasterio (de la cual están sacados los datos que a continuación detallo):

  • Comenzó a construirse en el último tercio del siglo XVI y finalizó dos siglos más tarde, a finales del XVIII. A mediados del siglo XIX dejó de ser monasterio y, en la actualidad, es la sede del  Seminario Mayor de la Archidiócesis de Santiago, del Instituto Teológico Compostelano y de la Escuela Universitaria de Trabajo Social, dependiente de la Univesidad de Santiago, y del Archivo Diocesano. Parte de sus instalaciones están dedicadas a residencia universitaria y a diferentes dependencias administrativas relacionadas con la Iglesia, además de a hospedería.
  • El monasterio es, junto con la Catedral, el conjunto más valioso del barroco gallego, y el segundo más grande de España, después del de El Escorial (Madrid).
  • El monasterio fue fundado por un grupo de monjes benedictinos, que poco después del descubrimiento de los restos del Apóstol se establecieron en un lugar llamado Pignario, próximo a la capilla de la Corticela
  • En este contexto, en 1590, Mateo López, el arquitecto monástico más destacado de Santiago a finales del siglo XVI, proyecta la iglesia de San Martín Pinario, para la que también diseña su impresionante fachada-retablo, que sería el germen del futuro monasterio.

Leer más

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

1 comentario en “MONASTERIO SAN MARTÍN PINARIO – SANTIAGO DE COMPOSTELA

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario